lunes, 10 de noviembre de 2008

de arte

Tengo una obra de arte de fondo de escritorio,
que aún no tiene precio, porque no está a la venta,
que durmió durante varios meses al fondo de un pasillo,
descompuesta,
inhibida,
formando parte del mobiliario apoltronado
sin nada que ofrecer,
esperando que alguien le diera vida,
al fin tuvo forma y contenido
y pasados los meses duerme de fondo del escritorio de mi portatil.

Tengo un amigo artista
que aún no está a la venta,
que durmió al fondo de un pasillo,
descompuesto,
inhibido,
esperando que alguien le diera vida,
al fin tuvo forma y contenido
y ahora duerme -de fondo del escritorio de mi portatil-

Forma y contenido dentro de algo que no tiene un término donde caer, porque es difícil crear un contenido para algo que no tiene forma, y solo me queda guardarlo –contenerlo- en un lugar aparentemente sin forma, sin espacio, pero tan presente que es difícil de olvidar .

Aquella escultura es todo lo que necesito para recordarte, y todo lo que conlleva, y sabes lo que conlleva, intentar crear una forma para que deje de ser efímero, para que por fin un día guarde su propia esencia y no la que año tras año usamos para dejarla dormida al fondo de un pasillo,
descompuesta,
inhibida,
esperando que alguien le de vida,
forma y contenido

--------Nombre de la obra"¡¡Guauu...!!" Granada 2008 ---------
.


2 comentarios:

Vicintosh dijo...

Ole qué poética xD Se te da bien esto de escribir por lo que he podido comprobar en lo que llevo leído en un ratito, ya sólo queda intentar lo mismo en italiano :P

Besicos!!

sara dijo...

guauu..