domingo, 9 de noviembre de 2008

Estreno nuevo dormitorio, supongo que sí, supongo que si a todo, mientras escuchaba fito y elbicho. Y lo escucho porque me recuerdan a vostros, porque inevitablemente me viene olores de Granada, de vuestras habitaciones, y porque así todo se hace más fácil, aunque me jode no teneros cerca cuando os necesito. Ahora mi cuarto está en el salón, como las dos últimas semanas de junio, no lo comparto con colchones en el suelo con nadie que se llame alex, ni fumo antes de dormir en una cama-litera-inventada con ningún césar, no.
Vulevo a escuchar tribalistas.

"Passe em casa -tô te esperando-
Passe em casa -tô te esperando-
Estou esperando visita
Tão impaciente, aflita
Se você não passa no morro -eu quase morro-
Estou implorando socorro
Vida sem graça se você não passa no morro
Já estou pedindo que...

Passe um tempo, passe lá
Passe o mal pelos meus lençóis
Passe agora, passe enfim
Um momento pra ficarmos sós"




2 comentarios:

sara dijo...

yo te sigo porque creo q en el fondo hay algo

un monton de palabras cogiditas de un papel dijo...

Lo se, y lo mejor de todo no es que nos sigamos, es que hemos conseguido andar al mismo ritmo, si, lo he conseguido...y sonrio