miércoles, 30 de diciembre de 2009

Enero se llenó de pizza y vino, de un idioma inventado, y que de un día para otro fue mío.
Con sus turnos de internet. El olor a gas en casa. Julio cocinando. Días nublados. Noches frías. Risas. Olor a suavizante en casa de las niñas. Y aquel sitio donde salir a bailar y de donde te echaban los porteros. Sara en casa diciéndome que las cosas empezaban a funcionar. Era verdad. Lluvia y risas de acá para allá. Ver friends en su casa, y comer canelones congelados. Y febrero y su nieve. Una cama que se rompió con el primer amaro. La destrozamos, nunca más existió. Y llorar como a los trece. Y reir como a los veintitrés. Días contados antes de volver. Aviones. Aterrizar. Y volver a volver. Mi primera fiesta de pijamas. Viajar en una furgoneta llena de chicos. Y ganar. Y entonces marzo. No aprendí nunca a jugar al poker. Pero seguí alli mirando. Fumando puros como un señor mayor que fuma puros. Y la bata de Hugo de marqués. Y el piso de josep, su patio y venga barbacoas. Y más barbacoas. Timbaladas en la plaza. El callejón de los erasmus. Y en abril tenía una madre, un padre, hermanos, tíos, primos y abuelos italianos, el carnicero de la esquina también me saludaba. Y compré una postal para enviarla a mi casa. Cogimos el bus que nos llevaba al urban. Y aquella noche azul del urban. Lidia liándose con marzio. Y tirarnos en el suelo de la plaza a las tantas. Ver allí amanecer, y llegar a casa de día
porque llegaba el buen tiempo, sería mayo. Andaba descalza por casa de sara. Y me daba cerveza. Me hacía mate y sabía que música me iba a gustar. Me daba licor café para ver la naranja mecánica. Y las noches para llenar botellas de 1,5 litro de calimocho. Por si acaso alguna cerveza en el bolso. Tabaco. Poco dinero. Y estar en las escaleras. Asi pasaban las noches. Entonces llegaba davide con la guitarra. O un hombre que se bajó de una moto para fumar canutos con josep. O el que estaba al otro lado y a lo mejor se había muerto, pero no. A veces quedaba con él, cuando no se encontraba mal. Tomábamos dos cervezas en un bar a las afueras.
Otras veces me quedaba en casa esperándole. Otras lloraba sin que él lo supiera. Otras vomitaba por no saber como podría olvidarlo. Y sin embargo. Llegó la noche exacta para bebernos una cerveza juntos en mi calle. Un autobús nos llevó a un pueblo donde gente de tres colores corría, y nosotros corríamos detrás de ellos. Y bailamos con la gente del pueblo, y los niños jugaron con nosotros. Otro día fue para hacer falafel. Y muchos de ellos para comer ensalada de arroz. Y café en casa antes de estudiar. Otra noche fue entera de risas en fotocopia. Volvimos a tener una furgoneta como casa, y entrar en el supermercado con el monedero debajo del brazo para comprar tomates, pan bimbo, vino y coca cola. Y playas cristalinas. Y gente inolvidable. Una noche para esquivar al caribeño. Otra para ligarme al calabrés y otra para darme cuenta que solo me quedaba allí un mes. Porque ya era junio. Apareció un pato. Aquel día casi todos andábamos un poco tristes. Pero no quedaba tiempo para estar tristes. Entonces volvimos a reír porque si.
Poco después fue para guardar secretos y soterces en la parte más al fondo y a la izquierda de la lengua. Otro día fue para despedirnos. Pero no quiero hablar de este día. En el tren de vuelta lloré, y en el aeropuerto, y en avión, al aterrizar, y durante casi todos los días de calor que me aplastaron. Y me aliviaba tragándome la cerveza los viernes y sábados. Tardes agostianas de calor y café con eva -y con hielo-. Un proyecto fin de carrera. Mañanas en la biblioteca. Noches a través de la ventana. Fue entonces cuando me di cuenta de que no me echaba de menos. Salí corriendo a algún sitio donde pudiera respirar muy hondo. Y momentos para mirar, para cocinar, para que sobre el tiempo y gastarlo en nada. Gastarlo en la terraza y ver como llega el otoño.
Volver a viajar. Encontrarme en alicante. Encontrarnos en casa. En san nicolás. En su sonrisa. En su cama. Encontrarme y perderme en él. Volver a girar. A gritar. A beber en Madrid. Y todo lo que conlleva Madrid. Una promesa. Mil besos. Mil noches en una mañana. Se adueñó de mi el eleguantismo y el chillflorismo. Guardamos instantes en una maleta. Preparar, montar y exponer. Necesitaba mancharme un poquito. Sonreir por algo bien hecho. Sonreir cansada.
Una semana entera de aquellas cosas que te hacen feliz en pleno diciembre. Hasta en diciembre.
Y mi pueblo pequeñito envuelto en un saco de frío y lluvia. Donde cojeo en lo de ser correcta.
Menos de 24 horas para un nuevo año. Yo por este chapó
Voy allí todas las tardes desde hace una semana, todas las tardes, aunque llueva, porque ellos están allí aunque llueva. La mejor parte del camino es la que está llena de hojas que crujen cuando se pisan, las preferidas de todos, supongo.
Son tardes en las que casi no hay nadie por la calle, pero las esquinas están llenas de inmigrantes que miran tristes, otros te guiñan un ojo, otros miran desafiantes, algunos se pelean, gritan, otros callan y miran abajo esperando poder trabajar.

Supongo que el patio de la residencia será mejor en verano, o en primavera, pero ahora parece que se va a borrar de tanta niebla.

En la entrada siempre está aquel señor con bastón que saluda sonriente.
Mi abuela al principio de estar allí se sentaba en el pasillo. Ahora se queda dentro de la sala con los demás, pero no habla con nadie, dice que todos están locos. Solo le gusta hablar con el enfermero, al que le pregunta todos los días si sabía que yo era su nieta, él me mira, sonríe, y seguimos paseando por el pasillo. Manuela a veces se viene detrás de nosotras, no le gusta andar sola, a veces se pierde dando vueltas sobre sí misma y nosotras la esperamos. El hombre del fondo me mira inmóvil, tiene cara de algún dibujo animado, pero aún no se cuál. No ríe, ni habla.

Ayer Luis estaba muy feliz. Luis va allí todas las mañanas y todas las tardes. Se sienta al lado de su mujer y le habla todo el tiempo, tiene su mano cogida para que ella sepa que él está a su lado, le besa la mejilla con la misma actitud que a los veinte y le pregunta sin esperar contestación. Pero sonríe cada vez que ella se acuerda de su nombre.

martes, 29 de diciembre de 2009

Pensamientos como unas manos que me aprietan fuerte fuerte las caderas, hasta que se hacen barro. Hasta que se puedan hundir los dedos dentro de la piel. Así. Sin nada por medio.
Bueno, pero siempre quedarán las pipas para los días de lluvia

domingo, 27 de diciembre de 2009

Se me quedó el oido pensando en tí

martes, 22 de diciembre de 2009

Be, non sto bene, sono lontana di essere bene, sono lontana perchè non c'e il sole, ho dimentacato portarmi la bottiglia di amaro a casa per natale, domani devo fare un sacco di cose che sicuramente ce lo farà il Tato oppure Rita. Sono arrabiata e ne meno so perchè. Ma sempre lo dico, quando mi trovo così è colpa del ciclo.
Tengo la sensación de que la navidad es un domingo muy largo, tan largo que puede durar como tres semanas. Semanas enteras de domingos, con sus cosas de domingos sin sexo y con días siguientes que son lunes, pero esta vez ni si quiera llega el lunes porque después del domingo llega otro domingo. Los domingos son iguales en todos sitios. Fuí a italia esperando que el domingo fuera diferente, pero seguía siendo domingo. Esperando que pasara algo, o que se quedara, pero no fue así.
Y aquí los árboles visten de domingo, el frío, las campanas de la iglesia, las camas grandes y vacías y frías, calles oscuras y mojadas, la niebla, y una casa grande donde no existe ningún sitio para esconderse. Ese rincón aquí está dentro del café. Lo bueno del café es que puedes imaginar que no es domingo. Entonces me escondo allí.
A veces temo quedarme solo en persona. Vestida de toda aquella amalgama de cosas que me hacen ser solo persona, o en su defecto desnuda cogiendo un paraguas rojo, con sus absurdeces y palabrerío necesario para sonreír lo más a menudo posible. Encontrando pequeños terrones de felicidad en baldosas de la calle, o en el papel higiénico, o en el fondo de la bolsa de las legumbres, da igual. Porque al fin y al cabo el ser humano es correcto. Habla correcto y piensa correcto. Es entonces cuando te entienden. A lo mejor la perfección se encuentra en la manera de arrugar la almohada cuando duermes, o en la minuciosa perfección para encontrar el punto justo en la rareza. Esa extraña perfección para follarme lo correcto y que ahora sea correct.o y bonito. Algunos dicen que es raro, pero a mi se me siguen olvidando poner las eses al final de las palabras cuando escribo, el hoyuelo de mi labio superior se pronuncia cada vez más y la manera de pensarte de todas los modos y formas posibles resbala hasta llegar al ombligo, cada mañana y cada noche, temiendo que nadie busque dentro del ombligo, porque sea solo ombligo.

martes, 15 de diciembre de 2009

Esta noche tiene pinta de ser una de las más frías.

Sí, creo que esta noche será muy fría.

Mañana pondré buena cara para la inauguración de la exposición.

Y al otro.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Una mirada vertical desde donde termina la nariz,
hasta el perfil del labio superior,
ahí,
donde los besos se dibujan en horizontal
y se puede hundir el dedo.
O la lengua,
o lo que se quiera hundir,
porque para algo está…
y se que hay gente que no lo sabe,
no sabe que hay existe un hueco
donde esconder secretos.
Quizás.
Pero tu lo sabes,
que existe,
y me hace tremendamente feliz.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Sucedió en mi salón

- La semana que viene te puedes desnudar?
- Me viene mal porque tengo examen
- Pues el domingo por la mañana to el mundo desnudo
- No me voy a desnudar en la cementera un domingo por la mañana que la gente se tira bolas de pintura
- Pues entonces cuando te gravo desnuda?
- El lunes siguiente!
- El lunes es muy tarde, te tienes que desnudar antes

Fin de la conversación ^^

Esas cosas que pasan

lunes, 30 de noviembre de 2009

Creo que voy a empezar a gritar
Sonreir en el metro a las 7 de la mañana, escuchar ska en el autobus, beber zumo en la estación, los vasos de agua grandes en la mesita de noche, bailar tango en los pasos de cebra, tu colonia en mi bufanda, desayunos en la terraza, el sol, la penúltima cerveza, contagiarme de risas, botas moradas, bailar subida a sus pies, las volteretas en la cama, las fotos en los espejos, los abrazos de julio, saltar para bailar con victor, las gafas de nacho, nuño conduciendo, fumar en la cama, tu palestina, gritar para cantar, que me mires cuando me pinto los ojos, meter la mano en tu bolsillo cuando hace frío, el frío de malasaña, la cerveza a un euro, el espectáculo de calle, el de la plaza mayor, el bocadillo de calamares, abrazarte en las escaleras mecánicas, la atención de joaquín, ver a ana sonriendo, el calimotxo de nuevo, acordarme de sara hasta reventar, oir llover y yo tapada, los modernos, las chicas de bufandas grandes, que escribas con boli en mi mano, una chica en el bus que se parece a sonia, salir corriendo para saltar y abrazarles.

Ferpecto.
Re ferpesto

domingo, 22 de noviembre de 2009

Ensayo para la locura.


Eran las tardes de verano, la lucidez, las sombrillas de arriba que buscaban el centro reservando el fondo, igual que por las noches encontrabas sus sueños en la cama, reposados en la almohada, lo hacía siempre, caminando por la cuerda floja hacia las estrellas, perdiendo el equilibrio o encontrándolo o sí, muchas veces era así. Otras veces era culpa del chaleco debajo de la lluvia, y la mosca en la ventana, recordándole a las estrías de las abejas desde la rodilla hasta el cigarro. Y sin embargo guardaba la ceniza en silencio, en esos silencios murmullosos que encontraba en la calle, en la acera ciñéndose a la línea blanca. ¿Quieres café?, sí, pero en la copa de vino. Dejó el sombrero entre la barba y el bigote, evitando el beso correspondiente, lo prefería en la oreja, donde el lunar resbalaba hasta el ombligo. Como siempre.
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
1111111111
!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

jueves, 19 de noviembre de 2009

Y cosas de hoy:

- Euclides! tus paralelas se juntaron!

-No pienso participar en más bromas sexuales de adultos, me niego.

- Los de primero de carrera aprenden facilmente la palabra "subjetivo" la usan cada vez que pueden en frases del tipo "es que mi arte es muy subjetivo, por eso no se entiende" y les cuesta desprenderse de ella.
Locura- ojos- vértice- equilibrio- caída.

Esquizofrénico- atado- cuerda- enrojecido- fuego- quema- naranja- ácido- lengua- suave- invierno.

Una barra de pan y un brain storming, por favor.
Todos los ejercicios de clase deberían ser del tipo:

Esta vez aparecía redondo, algo oscuro, la textura era parecida a la de la plastilina dura, y desde arriba empezaba a derretirse. Igual que se derrite un helado de chocolate, solo que no provoca ganas de lamerlo. Era de aspecto apagado, como cuando soplas una vela y gotea. Otras veces era como un pezón tumbado, muy delgado, que también empezaba a derretirse.

Al fin y al cabo todo anda por el subconsciente

viernes, 13 de noviembre de 2009

no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olcidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olcidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
no se me olvidará nada de lo que hay en la lista
Hoy.
todo el día.
De qué.
Estatuas de suelo y miel, a veces como su cuello, por la miel, estatuas por la dificultad de querer enterrar palabras en un oído, y manos y piernas, movimiento, ascenso y caída. En general enterrar todo de la formas más carnal posible en todos sus sentidos. Otra veces es aquella baldosa que al pisarla se levanta siempre, suena, recuerda. Trance. Se encuentra casi siempre entre la cintura y el cuello, a veces tenía obsesiones con el cuello, como el que producen los tacones un viernes por la noche.
Lo bueno de las ciudades es que todas guardan el olor en la espalda, que podemos abrazarlas. Desnudarlas.

jueves, 12 de noviembre de 2009

Queridos pequeñines:
Mamá tuvo que abandonar el hogar por motivos ajenos a su voluntad, pero sabed que ahora está trabajando para aseguraros el pan y hacer una buena crianza de vosotros. No hay nada en este mundo que le importe más a mamá que sus polluelos (y los hombres fornidos) pero los polluelos más. El momento traumático en que mamá tuvo que buscar una madrastra postiza fue duro, pero entre todos lo estamos sobrellevando. Siempre es difícil querer a una extraña cuando se ha sentido tanto amor por la madre de uno y sus croquetas de pollo, pero la vida es así!Este fin de semana mamá volverá al nido, y espero que todos los polluelos sigan ahí, juntitos y dando calor a mamá, que aunque esté atareada buscando miguitas de pan, os sigue queriendo.
Siempre vuestra en el corazón.
Mamá.


Un motivo más por el que echar de menos a mi ex compañero de piso... y madre

miércoles, 11 de noviembre de 2009



Hablan de una buena convivencia, de una ciudad sin ruidos, sin música en las calles (excepto las de navidad), sin mimos ni espectáculos improvisados en Bib Rambla, donde son especialmente los niños los mayores protagonistas. El mirador de San Nicolás será exclusivamente para ver de lejos la Alhambra, sin el ambiente de las guitarras que sonaban con el pulso de Granada.


“Nueva ley de ordenanza para una buena convivencia”.

Anoche se enterró en el arte callejero, y con ello todo aquel que entre un punto y otro se detiene a sonreir.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Periodo de tiempo corto, breve. En breve se pone a llover, salgo de casa, ojos llenos de rimel, pero aún rojos. Brevedad para un beso a los catorce, para los veranos en bicicleta o inviernos de sexo y alcohol. Algo breve no impide ser intenso, como un orgasmo, como descubrir que ya te estaban mirando, como un olor que hace recordar, una explosión de lágrimas en el momento justo, un despertar, los besos que duran la luz roja del semáforo, la inocencia, el silencio de tu coche de madrugada, una canción, una risa por teléfono. En breve aparecerá.


Breve. Es. Algo. Que. Ocurre. En. Estos. Días.

Un dolor de muelas no es breve.
Esperar una llamada no es breve, de hecho, es lo menos breve del mundo.

jueves, 5 de noviembre de 2009


- "¿Y para que sirve?
- Favorece la memoria sensorial. Para no olvidar las cosas básicas. Las orejas, los ojos, la nariz, la boca.

- Que eres delicado, que estás asustado, que eres guapo, que me provocas ternura, que me excitas, que estás igual de atrapado que yo".
AZUL OSCURO CASI NEGRO

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Como que no se necesiten zapatillas para pasear, ni prisa y pocos horarios. O que no haga falta traducirlo todo a palabras, ni se necesite hablar todo el rato para entendernos. Es como ir en el coche con las ventanillas bajadas y un montón de luces de ciudad que también están en silencio y la velocidad aún parece mayor. Pero todo está claro, como que el zumo ya esté en la lista de la compra o conseguir un 2530 el segundo día porque estaba claro que es adictivo y en general nos consumen los vicios. –he venido corriendo para bailar esto contigo-. Descubrir. Abrigar. Fumar.
Decidirlo sin sorpresa, imaginándome como bajo de un autobús.
Entonces subo al autobús.

“Convencida como yo de que un encuentro casual era lo menos casual en nuestras vidas, y que la gente que se da citas precisas es la misma que necesita papel rayado para escribirse o que aprieta desde abajo el tubo del dentífrico”.

miércoles, 28 de octubre de 2009

Es que no quiero que te vayas.
Quiero llegar a casa y que estés.
Y si no estas...
que llegues.

(3:00 de la mañana. Abrazos en el playmobil y cerveza acabada)

martes, 27 de octubre de 2009

Igual que tú no esperabas que apareciera
MÁS BLAU

curioso

domingo, 25 de octubre de 2009



El otro día fui a la farmacia y encontré un cartel como este.
Confío en que no nos afecte esta campaña.
Para aquellos que la promueven, por favor, cuando pase la fiebre A, escriban por toda la ciudad:

PUEDEN VOLVER A BESAR

gracias...

miércoles, 21 de octubre de 2009

He intentado meter a bonaccia en mi dormitorio, tengo un sofá rojo que había en la basura. Pero no es lo mismo, no es bonaccia.

De todas formas es bonito, es sucio, es rojo, está viejo y bastante roto: como todo lo bueno.

Ancora mi piace far canzone e bere vino, mi piace far casino..

lunes, 19 de octubre de 2009

Ahora mismo volvería a intentar vacilar.
Y a perder.
Volvería.
Pero voy a dormir.

sábado, 17 de octubre de 2009

Bien
Conclusiones de hoy antes de que me emborrache:

- Me he dado cuenta de que con diecisiete años no estaba ni la mitad de buena que las niñas de hoy.
- No se coger una aguja y coser, es realmente dificil.
- Hitchcock es un grande y punto.
- Romper las galletas dentro de la leche no mola si no son galletas maría.

viernes, 16 de octubre de 2009

Lo bueno es que no tenemos nada que ver con las canciones de Carlos Baute, y eso engloba muchas otras cosas que la gente no podría ni acercarse, algunos no podrían ni entender.

Algo va a explotar de un momento a otro... y no son mis bragas.
Es que a veces pienso que me quedo en el borde de la cama, detrás del edredón, asomando solo un poco la cabeza y mirando, esperando que llegue el frío para poder abrazar sin dar explicaciones, pensando que es normal que abrace porque hace frío y no porque me apetece.
Y los abrazos son casi (1)desabrazos… pero las luces están apagadas y no se ven las ganas de volver al otro lado del edredón y esconderme por el miedo a un desabrazo. Solo por miedo. -Véase también inseguridad-.
Entonces vuelve el frío, y voy subiendo por un cuerpo desnudo y tumbado al que querría abrazar, bebiendo celos y fumándonos miradas cómplices, pero que se consumen, y ahora me consumen.
Ese tipo de complicidad que nace de madrugada me jode compartilo.
Pero a veces es inevitable.



1. Abrazos que se dan con miedo a que algún día dejen de existir.
Chi è morto di invidia

o di gelosia

A volte accade... con parecchia gelosia, quando guardo qualcosa che so che non devo guardare. E lo faccio.

Schifo di gelosia.

miércoles, 14 de octubre de 2009

El otro día me invitaron a una obra de teatro. Muda. Una noche de silencio y algún murmullo en el público, algunos sonreían, a mi a veces se me escapaba algún que otro gemido imposible de disimular. Los actores tenían guantes blancos --- como mimos--- chaleco y sombrero, iluminados por pequeñas luces que se colaban de la calle, que también guardaba silencio. En el segundo acto empezaron a crear siluetas, a rasgar cuerpos y a morder bocas que ardían. Manteniendo la expectación a medio centímetro de distancia.

Era el mismo sentimiento del depredador cuando tiene a su victima y la desolla, mirando al público con sangre en los dientes y ojos de placer.

Goteaba carisma
Brindaron.
Entonces estaba fregando los platos, y ellas en el salón hablaban de arquitectura, a él no se le escuchaba. Pensaba en el valor de aquella escultura sin mensaje y en aquella conversación que tuvieron en el bar pequeño de calle Elvira. Hubiera sido muy distinto si en el momento hubiese dicho lo que pensaba mientras fregaba los platos. También hablaban de danza, de sonido y de sensaciones. A una de ellas le encantaba el espectáculo, a mi me gustaba escucharla desde la cocina. ¿y para que sirve esa escultura? - para generar una emoción. ¿pero para que me sirve? - para que el ser humano no muera.

(en el intento de ser humano)

Calle Elvira solo es para unos pocos.
El flamenco también.

Como todo.
LA XIQUETA DEL VESTIT BLAU

martes, 6 de octubre de 2009

Era por cosas como pintar corazones con pintalabios rojo puta – para evitar cursilerias- en la mesa mientras hacíamos falafel picante. Y terminar pintándonos la cara mientras gritábamos como locas.
Y mi cabeza está llena de imágenes ralentizadas de su boca abierta gritando con un pintalabios que me apuntaba y me sentía feliz.
Se me mezcla con imágenes del mismo tipo mezclando coca cola con vino encima del fregadero durante dos meses, todas las noches.

Porque todas las noches lo merecían, aquellas de mayo y junio.

Quier ovo lver y reir mecont igo yesa ascosa sque medabassin pedir te

lunes, 5 de octubre de 2009

"uuuh! si hase un día de caló que no vea' que guenoooo"

la gente es una cachonda..

viernes, 2 de octubre de 2009

Un minuto para ser princesa. Barata. Princesa. Que escupe. Que se coloca. Princesa. De piernas ardientes. Que besa. Princesa y punto.
-Querría la solicitud del título.
-Devuelve la llave de la taquilla y los libros en préstamo. Firma aquí, aquí y aquí. Dame la copia de los pagos. La copia del expediente te tardará una semana. Los trabajos de la universidad se recompensan con créditos que ya no te hacen faltan. También firma aquí. Fotocopia del dni. No, solo son concursos para alumnos de la facultad.

-Ni una lagrimita coño!

Al cajero del coop seguro que le dio más pena que dejara de comprarle vino cuando me volví.
Las ciudades de noche (en general).
San Nicolás por la tarde, antes de las ocho cuando el flamenco huele a sucio y aún no hay luces. Bajando a la derecha, se llega a un rincón de una calle con escaleras, justo debajo de la Alhambra. Es un rincón para fumar, para querer volver al día siguiente. Pero no sabría volver otra vez. El escondite más seguro está en calle Elvira, en otro rincón del bar, buscando siempre el fondo y los barquitos de papel. Incluso en una tetería, pero allí la gente desea que te largues y les dejes tu intimidad observada por otros nosotros. Bib rambla es para la mañana, es más familiar. Plaza Nueva creo que no llegó a existir en nuestro artificio, no importa, solo tengo que estar allí en el dosmilcatorce.
Una ciudad que guarda secretos.
Tormentas febriles de nuevo.
A veces, entre fiebre y fiebre creo que viene a dejar barquitos de papel.
Llenan la casa.
Y la estantería del desayuno.

Pero todo esto venía por una necesidad imperiosa de escribir las ciudades de noche.

martes, 22 de septiembre de 2009

Podría quedarme mucho rato pensando en los horizontes. Un día me hablaron de los horizontes terrestres. Los que no se ven y en los que nadie piensa. Pero existen. Entonces descubro apuntes del colegio. Donde ya se hablaba de esos horizontes y los había olvidado completamente.

Se distinguen unas capas que se llaman horizontes:
horizonte a: es la capa superficial, de color oscuro y con abundantes seres vivos.
horizonte b: el color es más claro debido a la poca cantidad de materia mineral.
horizonte c: es la roca sin alterar


Simpre suspendía biología.
No tenía el mismo concepto de horizonte.

lunes, 21 de septiembre de 2009

Homenaje a sucedió en mi cocina

Dos hermanas hablan por teléfono, una de 23 años y otra de 31:

- hermana menor: Qué bien que acabo la carrera, tengo unas ganas de ponerme con las oposiciones ya...
- hermana mayor: parece mentira, con lo pequeñita que eras..
- hermana menor: ¿y tu con los de secundaria como vas?
- hermana mayor: pues aunque tienen 15 años, son como los crios, se pasan el día hablando de un "tuenti", ¿tu sabes que es?
- hermana menor: yo?? que va...ni idea.. cosas de crios

en directo es mucho más vergonzoso..

sábado, 19 de septiembre de 2009

Arrastro poco ingenio para escribir, dias tontos, arrastro párpados calientes y griposos, poca originalidad en general, pocos intentos. Voy arrastrando un mes raro, de almas canturreantes y caritativas metiendo trocitos de calle en casa, (es verdad, arrastro una nueva casa). Se arrastra demasiada lluvia debajo de mis pies para ser solo septiembre, y sin querer vi que tenía también trozos de planes futurosos y cuentos azules debajo de la cama, donde ya casi no miro, donde casi se inunda por la lluvia, y me levanto arrastrándome como aquella chica rubia que caminaba sin levantar los pies, pero que luego resulta que era simpática. Para ella igual septiembre fue raro en algún año. Y miércoles(s) - plural- arrastrándonos en el garito del camarero gay, de droga y de música en directo y nosotras pequeñitas mirando desde el suelo, con cervezas de uno cincuenta en la mano, todos los trabajos que puede haber en un sitio tan pequeño. Tengo que dejar de echarle la culpa a los meses, y su lluvia, y al frío de repente - que si no es por frío que me hiela es por el calor aplastante y reblandecedor de cerebros-.

Quizás llovieron demasiados besos imaginarios y fiebre real.
Arrastro momentos febriles y días mocosos.
La cama me gusta para todo menos para estar castigada.

martes, 15 de septiembre de 2009

Miró tanto al suelo

q se le cayó un botón azul

jueves, 10 de septiembre de 2009

A veces también entristecía como las locas







Señores, por favor, dejen de tocarme la polla
La loca de la maleta, si, lo pensaré como opción.
La loca de la maleta era bebedora oficial de cerveza, pensaba meter sus cervezas dentro de su maleta. La gente la miraba por la calle. Ella bailaba con su maleta beige en la mano, dando pasos grandes y saltando de vez en cuando. Sobre todo le gustaba cruzar los pasos de cebra mirando al conductor del coche.
Quería guardar todo lo que se encontraba en la calle en su maleta loca. Quería hacer magia. Guardar un conejo, y que al chico de al lado lo llamarán el loco del conejo. Entonces la loca de la maleta tendría un amigo, el del conejo.
¿Pero que idea? ¿Meter una televisión? Entonces metieron una televisión negra sobre el telón de fondo rojo.
Fumaba. Mucho. Como las locas.


Salía de noche.
Reía, a veces como las locas. Y cada vez que reía fuerte, se acordaba de cuando le estaba prohibido reir.
Y entonces era cuando se me empezaban a deshacer las madrugadas entre los dedos de las manos, goteaban...

... de una manera una tanto absurda

pero bonita.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Julio sabe por qué me siento ahora mismo así. Como si intentarán arrancarme un recuerdo. Lo se porque a veces se le cambiaba la cara cuando yo ponía alguna canción en casa. Porque a veces salía triste de la ducha. Tenía un sombrero para esconderse. Y yo no puedo enfrentarme a 18 segundos de una canción. Mil imágenes pasando por mi cabeza. Olor a pesto en casa y café en copa. Incienso. Gas. Nutella. Sin saber nunca que pensaba. Pero ponía esta canción. Y yo la pedía otra vez. Me sentía pequeña. Y miraba de reojo. Comíamos en el suelo de la ventana. Y había tabaco de liar alrededor. Una toalla azul secándose en la ventana de la cocina. Porque hacía sol. Te daría un abrazo ahora mismo dentro de la cocina.

-Nos vamos hoy a murcia?? vienes a casa? patos?? la vida? los horizontes? agujeros oscuros? girasoles? cafè? oh!

- Si, forse luego, aqui no, bueno....,bajo tierra, por ahi no se entra, pipas, si gracias, eh!Tu que tal?ansiedad? trasparencia? mesas? un ladrillo? varios? fiebre tal vez? todo esta en su sito.....fshhhh,todo,todo,todo esta en su sitio,todo,todo todo esta en su todis

- Un juego hecho solo para el nivel A, no a, A, quizas la transparencia deja ver la ansiedad pero si nadie está presente si un árbol se cae no hay sonido, igual que si se cae una mesa, aunque nos da igual si tenemos una base grande GRANDE de un ladrillo o muchos ladrillos de colores formas y colores, o fiebre de la risa o de llorar comiendo pipas, hay muchos tipos de fiebres que nos hacen estar en nuestro sitio, y en muchos a la vez pero con fiebre que se cura con besos, o besos febriles.

- Besos febriles para curar fiebres infantiles, infantiles de cuando los juegos de mesa tenian fichas de colores. De colores? tal vez, a lo mejor lo que pasa es que los juegos de la infancia actuales siguen teniendo fichas de colores y formas, y tambien tienen momentos de tiempo perdido y tiempo aprovechado. El aprovechado puede ser bueno o malo, el perdido esta perdido y nunca sabremos si hubiera sido bueno o no. Ejemplo:2 y 2 son 4, 4 y 2 es pasarse. Besos mama, tengas o no tengas fiebre

Porque siempre comprendes de que coño hablo


Siempre

viernes, 4 de septiembre de 2009

El tema va así:
yo no voy a dejar de hablar, e intuyo que alguien no va a dejar de leer. No quiero causar daños. Se buscan pequeñas inquietudes, alivios... No nos equivoquemos queriendo encontrar tesoros ni verdades en la mierda. Me jodería bastante estar haciendo daño.
- A veces la gente también sonrie por la calle.
-¿por?
-Porque todavía queda gente que tararea.
Buscaba las noches para apagar las luces, abrir la ventana, sentir el final de verano, y aquellos preliminares quitándose los zapatos y seguramente encendiendo una vela. O dos. Apagando el cigarro. Oliendo a tabaco. Y escuchando el momento en el que se despega muy poco el labio superior del inferior para sonreir, y enseñar una sonrisa de cuchillo y tenedor. Dejándolos a un lado. Porque en realidad se la comia con las manos. Que es como mejor saben las cosas. Pero si que era de las de cuchillo y tenedor.

Entonces empezaban a bailar sobre la cuerda floja, con miradas cómplices, una mano cerca. Rozándole el tímpano con la voz, con esas voces que encajan como piezas de puzzle, que contienen palabras y letras que no se usan. O que se usan mucho. Y se entrelazan. Se deslizan de una ese a otra, de una ese a otra, de una ese a otra, de una ese a otra, y eso le provocaba una felicidad absurdisima tumbada en la cama con las piernas cruzadas y riendo como a los quince. (Solo que a los quince no me haría feliz una ese más que otra de una boca).

Jugando con el equilibrio que se mantiene en la cintura, se habla de la facilidad para hacer peripecias, para reirse de las distancias verticales y hacerle el amor a las horizontales. (Porque el ser humano hace el amor, fríe huevos y algo más que no me acuerdo, que lo he leido esta tarde en rayuela, viniendo en el autobus).

A veces no se tiene miedo a la caida.

sábado, 29 de agosto de 2009

Porque lo importante, al fin y al cabo, es que las personas te van enriqueciendo. No te hacen cambiar, no, simplemente aportan.
Una experiencia no es nada, no existe, si no hay una intención detrás.
Sí, y me da la gana de ver películas en otro idioma, me da la gana de conocer, de empaparme de quien me pueda aportar, que hagan vivir, que consigan tener los sentidos activos. Que me diga que no existe solo lo que yo conozco. Que hablen de cosas que no se aprenden solas.
Sería perfecto movernos por inquietudes.
¿Perder tu sitio? jamás.
¿Ganar muchos? lo dejo en manos de cada uno.
"Donde el cuerpo y la emoción se vean tan unidos
que sean capaces de crear una pieza
con un sentido artístico"



Es bonito estudiar bellas artes
y que puedas decir estas cosas.
Las mañanas de resaca son maravillosas al levantarme tarareando la manta al coll.

Con mockba 993!

993! (anoche fue una gran noche).

con obrint pas...

y seguir tarareando por casa,

o escucharlas desde el baño mientras mi resaca me mata... pero es que es la manta al coll y eso puede con todo.

jueves, 27 de agosto de 2009

Sigo confiando en que un día la noche se suicide dentro de mi cama,
y que esté demasiado (demasiado) ocupada
como para ponerme triste.

Y la vea morir mientras sonrío,
y yo muera... pero solo de aquella forma que me gusta morir,
o que me hagan morir.
Lo peor
es que
tendré
que empezar
a recordar
con
artefactos
inventados.

Y
no
poder
decir
cuánto.
Odio ese momento. Suele ocurrir con el sol de verano de las cuatro de la tarde. No sirve para nada. Debería estar prohibido.
.jdsncjnefnncccccmcjnvjwknfcnmkgrenkmñlaojrvnthnvndxmx,vnmcrjnchweoruytyevcnzmz,ckfhgemrctmcvmxcjmgm.l,cjcklsexonecesidaddesexo,.jtmvjc,,xitjuvnmctuvncleutrcnañmásganasdetocarteymordertemcxmr ncmmhcwurtwmxxzmqpotecm,xa,crncksmxz,jwarhsexosexocontigo
Se que a alguien le encantaría como son las chicas de Granada.

Sí, esas chicas de pantalones azules pitillo y cintura estrecha. Con sandalias romanas y el pelo liso, morenas, labios rojos (quizás russian red) y flequillo recto. Esas chicas que llevan las gafas cuadradas con el filo rojo, a juego con los labios.

Que siempre las ves en emperatriz eugenia.
Y cerca de derecho también.

Son urbanitas, muy urbanitas, no se dejan ver en el mirador de san nicolás escuchando flamenco en directo, en frente de la alhambra.

Donde una vez más, no viviré cerca del sol.

Al menos, que no recorten los caminos como hicieron con su pelo,
que no lo inunden todo de igual.

viernes, 21 de agosto de 2009

No me acordaba de todas las cosas que teníamos en común mi hermano y yo.
No solo nos une el humor absurdo... sino que compartimos gestos de la cara.
Hacía tiempo que lo había olvidado, ¡menos mal que las buenas costumbres no se pierden!

Casilla fraternal amorosa: marcada
Esta mañana en el mercado he visto al pescadero, no lo conocía, era un señor con canas, que cerraba su puesto hasta mañana por la mañana.
Creo que sonreíamos los dos.
Y yo iba pensando: ¿Signora, vuole un po’ di pesce? ¿O se no un po’ di formaggio, vuole formaggio? ¡¡È buono, è buono davvero!!

Y al salir no he visto una furgoneta con pescado, ya se habrían ido a casa a comer…
comían juntos,
arriba,
cerca del acantilado,
donde siempre huele a mar,
donde casi no se dejaba ver el silencio,
y a veces se podía ver en las fotos que colgaban por la casa,
en las fotos inventadas
de sonrisas estúpidas,
y se escuchaba: a ver, reggi il pesce mentre faccio la foto.
Allí.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Quería escribir algo sobre volver a hacer la maleta, las raíces, el frío pasillo de mercadona, comparar granada con un voyeur, unas manos, otra textura, algo que encaja, una sonrisa que se pierde en un césped, una cama vacía, un cuerpo no presentado a examen ancora, unas ganas tremendas de morder, de poner atención, del agua fría, en general del frío, del frío relativo cuando granada empiece a





Arder

domingo, 16 de agosto de 2009


No es un tiket original de la coop, o del "cup", es del despar... tiene sentido porque al ser cinco de junio, era de quellos días de estudio en mi casa y esa afición por youtube, que hacía que nos dieran más de las ocho, cerraran la coop, y tuvieramos que ir a comprar al despar por el barrio bonito-antiguo-chungo de josep. Mira que era bonito su barrio, aquellas callecitas, y el bar donde un día sara y yo nos dimos un homenaje bebiendo vino y comiendo jamón, la felicidad estaba en el aire.
Aquel tiempo en que éramos más italianos que los italianos, que nunca me encontré a un italiano comprando vino tavernello, ni cerveza peroni (productos italianisimos hechos para erasmus fijo).

viernes, 14 de agosto de 2009

La chica del vestido azul
aquella que estaba cansada de correr,
decidió empezar a pasear,
o a serpentear,
o a escalar,
o a volar,
o a besar.
Se trataba de dejar una huella, un rastro. Se trataba de dejarse encontrar.

Y aquel chico llegó cargado de imaginación.
De historias. De huellas.

Ella lo miraba de frente, sonriente, feliz.
A veces de reojo.
A veces callada.

Es como un duende que nunca duerme pero todo lo llena de sueños.
Es como alguien a quien quieres tener siempre cerca.

Y cuando digo siempre, es siempre
Se busca
un método rápido y eficaz para escapar de:

- la sopa en verano
- el recuerdo pesante de un olor, que ya no piensa en mi.

y además es urgente
bastante
La línea que existe
entre que sea verdad
o una sonrisa
que aparece,
inunda,
rebosa,
se mezcla,
se pierde..

Y justo allí,
donde solo se puede mirar con los ojos cerrados,
hay más
que hacen lo mismo.

Se esconden bajo el agua
y bajo muchas otras cosas,
bajo una línea,
pequeña pequeña.

Shhh, mucho cuidado,
la línea duerme
y las sonrisas me miran de cerca.

sábado, 8 de agosto de 2009

No hay nada como las noches que llego a casa a las cinco de la mañana y no soy capáz de coordinar ni si quiera para pensar en algo con sentido.
Los días en los que el recuerdo casi no me hace daño.

Estaba claro que a esa historia había que ponerle un fin. Quiso alargarla apostando más de dos mil kilómetros, apostando distancias que no existieron, que ahora sabía que no existieron.

Y los vecinos los vieron.
Decían que surgió en una habitación pequeña, casi a las afueras de una ciudad, en noches de un invierno nevado. Decían que se sintieron felices, que la vieron llorar, pero cuando no lloraba reía mucho.
Que jugaban a hablar.
A tener secretos debajo de la lengua.
Los vieron beber cerveza en el balcón cuando el invierno se derritió. Dicen que allí murió, en hojas de cartulina negra a cambio de un poco de arena.

Y aún siguieron existiendo. Siempre habrá vecinos que la vean.
Y hablarán entre ellos.

jueves, 6 de agosto de 2009

Acabo de acordarme que no aprendí a hacer mate, pero esta noche me han dado muchisimas ganas de beberlo y después de un sorbo, hacer guiños y decirle a sara: ya no quiero más que está amargo, pero si Cortázar lo hacía, entonces va a misa. Y después del segundo sorbo decir: joder, no le podía haber dado por otra cosa.

He caido en que tampoco aprendí a hacer formas con los globos como los que hacía josep. Hice uno, se supone que abstracto, y me quedé bastante ancha.

Se avecina una larga noche sin dormir... tenía que estar bebiendo mate y haciendo globos.

Prometo no quejarme máz.
No me acordaba que tenía esto escrito, lo hice a finales de febrero, cuando pensaba que mi beca se acababa y quería recordarlo siempre, desde el primer día.

24 de septiembre, Perugia, Italia, frío, gris, cuestas, casas de piedra, los nervios no ayudan, las maletas me pesan más de la cuenta, dudas y más dudas, cúmulo de nervios, academia, calles nuevas, no entiendo el italiano, no me gusta la academia, ostello, ambiente frío, demasiada gente pero aún así demasiado frío, plaza, cerveza, pizza, macarrones y kebab, caras desconocidas, compartir habitación con guiris semipuestas que dicen que tienen el pelo verde, intentando hablar ingles con ellas, cena en el ostello, pensé no me vuelvas a mirar a así o te ceno, primera cena vips, mala impresión, llevo mucho tiempo callada, peli en casa de las niñas, también desconocidas, el casero, traer las maletas, el tiempo pasa despacio, y raro, y despacio, y tiempo que no es mi tiempo.

Mi blog de dibujo, Internet point, mal aspecto, sucio, primeros robos, las caras empiezan a ser conocidas, y las calles, y mi piso, y mis manos. Primera fiesta multitudinaria, empezar a conocer, mi mario, limoncello, ron, cerveza, no hay hielos, no hay vasos de tubo, no tengo comida en casa, carta giovani, carta del pep, carta curso de italiano A2. Tabaco de liar, casas de italianos, hay Internet en casa, tardes de lost, tardes de café, mañanas de italiano, aunque no puedo hablar, impotencia, se me acumulan las impotencias, se curan por la noche en las fiestas, primeros abrazos, lunes de tana, dos cervezas cuatro euros, robar los vasos nos une por algún extraño motivo, domus, viajes de un día, todos en el tren, falta de sueño, el tiempo empieza a ir cada vez más deprisa, etoile, botellones que no falten, cenar juntos, cenar solos, teatro, la vida es puro teatro, encontrando apoyos, confianza, buscando posibilidades, no hay posibilidades, vuelvo a ir borracha. Risas y más risas.

Fin curso de italiano, salón-dormitorio, optimista, mierda, feliz, echando de menos, me hago fuerte, me caigo, ruedo, y vuelvo a sonreir, salir todos los días, desgastar las escaleras de la plaza, aparecer por clase, gente rara, vida poco creativa, me dejo llevar, llevo tiempo sin pensar, alguien me esta robando el tiempo porque es noviembre y no me he dado cuenta. Donde esta la creatividad? Ya lo pensaré, hay tiempo. Aún así soy la artistilla, algo rara, cocinar para once personas en mi monolocale, sensación de que me gusta vivir aquí, sensación de que me gusta lo que he vivido alli, sensación de disfrutar, de volver a echar de menos. Gradisca, rock castel, birraio, merlin, morlacchi. Tutti insieme, tutti insieme.

No hay sol, siempre es de noche, no puedo tirarle los tejos a gente con novia, meteduras de pata, será el alcohol, me mola mi autista de clase, los italianos son muy raros. Empiezo a comunicarme con italianos en algo parecido llamado conversación, estamos en diciembre, ya era hora, hora de qué, de querer abrazos de los vuestros.

Vuelta de navidad, coger el ritmo, con sus fiestas, grandes amistades, grandes logros, grandes ciegos, vino, el amaro hace estragos en mi, ron, cerveza y más cerveza, la mia sorella, altra volta tutti insieme, no me puedo ir, no me puedo dejar todo esto a la mitad, vaya una mierda, te echaremos de menos, italianos que ya forman parte de mi, ver pelis en casa, sara y yo teníamos que haber vivido juntas, programar visitas a granada, última semana, otra vez nervios en el estómago, l´aperitivo, ser dulce, besos y muchos besos, habitación pequeña, dormir juntos, la recta final, cafés pendientes, viaje ida, solo ida, trabajos a entregar, primer excellent.

Al principio, en cualquier caso, todo es raro, cuando vuelves a empezar o a frenar, es así.
Luego las risas vienen solas.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Será porque tengo demasiado tiempo para ser consciente de todo, demasiado es demasiado. Todo es hasta echar de menos, de una forma no muy sana.

La sensación de romper a llorar es como empezar a vomitar... aguantas hasta que ya no puedes más.

¿Por què dejaste de escribir?

Di solito ho da fare cose più serie...
...o mantenermi vivo!!!

LA CALLE, ESE ANIMAL EXTRAÑO

domingo, 2 de agosto de 2009

HOMENAJE A SUCEDIÓ EN MI COCINA 2

puerto gabilán (discoteca verano)
de por qué el alcohol no es bueno

dos amigas, una rubia y otra morena:

- rubia: mira el amigo de juan
-morena: quieres?
-rubia: ahí
-morena: que si quieres
-rubia: allí! que está el amigo de juan!
-morena:que si quieres más cerveza!

hablan entre ellas:
-morena: que risa cuando lo ponga como sucedió en mi cocina la conversación de que ahí estaba paco.
-rubia: que paco?? el amigo de juan!!!!

SUCEDIÓ EN MI COCINA 3

(dos chicas se hacen fotos)
- rubia: nos hacemos una?
- morena: no tengo porros
- rubia: una foto...
Esa, sí, la chica del vestido rojo, dejó de dar besos sin haber encontrado al príncipe, para empezar a lamer sapos a ver si al menos se colocaba.

viernes, 31 de julio de 2009

Que rabia la gente que no se apasiona
los que están de paso...

sin más

jueves, 30 de julio de 2009

De vez en cuando se me olvida saber por qué mierda escribo, y me acuerdo siempre cuando leo entradas de otros meses, cosas que había olvidado por completo, y que no molan olvidar, pero ja! están aqui.

Leer el blog con entradas antiguas me hace pensar en

cuando me preguntaste por qué me gusaba estar contigo tenía que haberte dicho por lo mucho que te echaría de menos cuando no estuviera contigo y no quedarme callada como una subnormal.

Lo divertido e inolvidable (sin palabras) que fue junio
Lo raro que fue octubre
El calor que contenía febrero
Lo abril que ha sido julio

entre otras, però hay sueño

(ganas de llenar vacíos y noches de preliminares)








Despertador 9:15. Apagarlo 9:30. Demasiado ruido. Sueño. Calor. Calor. Café con leche. Mermelada. Sueño. :P de fran. :P :P :P para fran. Facebook. Sin mensajes. Lavadora. Cuerpo somático. Somático. Psíquico. Descargar canciones de Guccio. Es un grande. Mensaje de sara. Ya podemos ir a Sicilia. Mi abuela mandando por casa. Sigo con Guccio. Neurociencia. Google. Fotos de san Benedetto. Cumpleaños de josep. Otro grande. Viene Andrés. Juega en el patio. Tortuga. De repente todos en casa. Proyecto. Emociones. Somatización. Un privado. Está en algún sitio de Italia. Zumo de tomate. Mi padre haciendo gazpacho y yo con la psique. Psique y neurovegetativo. Hay ropa que tender. Comida en la mesa. La pelota de gina. Pomeriggio absurdo en Internet (pomeriggio es una palabra que deberíamos tener en castellano, muy útil). Falda verde y collar de colores. Café con eva. Solo con hielo. Mesa de la esquina. Saludos a los de siempre. Bombón con sonrisa. A eva muchas sonrisas. Campanas desde el patio. Más somatización. Ha aceptado tu amistad. Movil apagado. Messenger no disponible. Nuevo mensaje recibido. Nuevo mensaje enviado. Skype. Nervios estúpidos. 45 minutos en Puglia. Terraza papá y amaro. Estrellas y mamá. Más amaro. Agua y romero en los pies. Cama y a dormir (a cerrar los ojos).

miércoles, 29 de julio de 2009

Los miércoles por la mañana de verano suelen ser todos iguales, tan iguales como las noches de los martes o de cualquier otro día de un verano que nunca existió. Imágenes cálidas de frías madrugadas de invierno que intentan colarse en la cabeza, y no lo van a hacer, porque no es momento ni lugar para acordarse de cómo se derretían los copos de nieve desde la nariz hasta el labio inferior. Sólo una gota de sudor azul intenta hacer lo mismo, pobre.

Van treinta y dos, y es que al fin y al cabo, un martes por la noche tiene el mismo sentido que todo un mes que se aleja o que escapa de la mejor manera que pudo, entre tazas de café donde apoyarse, miradas al suelo, encuentros con ojos que tampoco saben a donde mirar, almohadas vacías y abrazos necesitados de brazos, incluso de besos, de esos besos a tientas que saben a juego.

Un verano que se disfraza de abril.

Eso o saber lo que quiero

lunes, 20 de julio de 2009

Hace cuarenta años el hombre subió a la luna,
yo estaría cuarenta años bajando al infierno.

porque seguro que de tanto bajar, llego a la luna.

Nos cruzaremos
HOMENAJE A "SUCEDIÓ EN MI COCINA"

Chica andaluza de 23 años, su sobrino de 2 años y medio, su perra Gina. Juegan en la cocina.

-Chica: Andrés ¿donde está Gina?
- sobrino: de cañas!

domingo, 19 de julio de 2009

Esta mañana mis dedos..
..de la mano derecha
quisieron bailar danza contemporánea..
(anoche me acordé de julio, y su danza contemporánea)
y lo hicieron..
..mal..
porque nunca habían bailado..
..pero no se notaba la diferencia
entre hacerlo bien..
..o hacerlo mal
fin.
podría seguir hablando, però

martes, 14 de julio de 2009

Y en el momento en que sonó el movil, en mi cabeza apareciste por la puerta mientras eva y yo nos tomábamos la última cerveza, entonces la plaza nos esperaba, y eva se sorprendía de lo bonita y la cantidad de gente que había allì. Y llegaba lo mejor de cada casa con guitarras, y seguíamos bebiendo cerveza mientras tocaban la timbalada, en las escaleras, hasta exprimirlas, hasta desencajar hombros de dar abrazos fuertes, y besos y drogas para sara que se los merece por bonita. Verlos de nuevo. Y a eva la metería en una maleta porque tiene que escuchar alguna historia de peio, o un invent, o diría conmigo agost y constructor con un amarito en la mano. Darle muchos besos con sabor a risas por aguantarme.

Julio ya es grande, pequeño amor

Esta noche perugia sueña conmigo

No está to el pescao vendio.. nos guardamos uno debajo de la manga
Io tutto, io niente, io stronzo, io ubriacone, io poeta, io buffone, io anarchico, io fascista, io rico, io senza soldi, io radicale, io diverso dei uguale, nero, ebreo, comunista, io falso, io vero, io genio, io cretino.

Ho tente cose ancora da raccontare, per chi vuole ascoltare…

En cualquier idioma, tantas cosas que contar, ancora, tantas cosas que vivir, porque solo hemos empezado, porque de cualquier modo me gusta escucharlo:

te echo de menos,
sento tantissimo la tua mancanza,
t'anyore moltissim
faltan botatzen zaitut.



E quindi tiro avanti e nn mi svesto!!



Amono´!

lunes, 13 de julio de 2009

De quedarme con

-sonrisas perdidas

-y sonrisas fijas

las perdidas son peores porque los ojos están un poco más tristes, y hoy la niña del autobús se ha dado cuenta, seguro que pensaba ¿por qué sonríe tanto si tiene los ojos así de tristes?

Es lo malo de los recuerdos bonitos, que no puedes vivirlos de nuevo.. por eso siempre olía a escondidas, a todos, y tocaba, y abrazaba, con manos que se deslizaban, desde la cerveza hasta donde no se puede contar, porque este no es el sitio, ni el horario, ni me salva, incluso besaba, a ciegas, para llevarme todo de todos de todas las maneras posibles.

Las fijas, aún esperan

martes, 7 de julio de 2009



Klein dijo que la sensación tenía que ser algo así,

describe prefectamente todo

lunes, 6 de julio de 2009

Abrirme, sacarlo todo, mirarlo mientras me fumo un cigarro, con un café..

Quisiera separarlo y diferenciar,

pero en el fondo me gusta que esté todo juntito, una amalgama de sentimientos que se pelean, caen y rien,
que buscan noches italianas para hacer el amor,
y correr con los brazos abiertos para sentir italia,
para sentir a quien quiera correr a mi lado,
para saber a que huelen, a que saben, a que velocidad amanece,
con camas necesitadas de alcohol,
de una escusa para reir antes de dormir,
y cerrar los ojos esperando una mañana bonita.

Será que es lunes, que estoy en casa, que el calor me aplasta y se me llenan los ojos de gotitas enfermas, y sin embargo, no tengo fuerzas para estar triste
Ver el video de la casa de Leone no es tan nostálgico como lo pensaba en su momento, ni escuchar una y otra vez il testamento di tito.. o sus voces tan cerca y tan suyas, solo tenía-tengo una absurda sensación de felicidad, de tranquilidad, de saber que todo salió bien, incluso con sus imperfecciones perfectas.

Es mucho peor el intento de olvidarle, de olerlo en otras personas, de ver sus calcetines en el cajón y no ser capáz.

Anoche pude dormir en la cama que me dio la gana

no habia ni una luz

las mañanas son peores

viernes, 3 de julio de 2009

Estuve esperando un buen rato, no apareció nadie con la guitarra.. pero yo sabía que seguía siendo più blu, y lo tarareaba por dentro.
Me he dado cuenta de que a mi estómigo no le sienta bien el ron, o quizá sea por la falta de amaro, la botella está sin empezar.
Hay muchas cosas que están sin empezar, otras que están empezadas y tengo miedo a no seguir el ritmo, o llevar un ritmo diferente, o tener que bailar chim pum chim pum.. con mi estómago desdoblado.. y tristemente estoy triste.
Porque ahora mismo las distancias me superan, y quisiera llevarme lo más importante de baeza, coruña y castellón a perugia, a la plaza, sin chim pum chim pum, a nuestras noches tiradas y miradas felices, tranquilas.. sin prisas, viendo amanecer..
Hay algo que me supera y no se el qué

Y su voz me sigue tranquilizando, está cerquita.

"stasera invidio la vita..
madre, ho imparato l´amore"
Quisiera hacer una entrada larga, bonita, de esas que cierran una etapa, tan perfecta como la que he cerrado en Italia, pero creo que es por la sensación que tengo de que voy a volver a mi casa, que no puedo, entrar y ver a agnese; josep vendrá a tomar café, a fumar, a darnos abrazos, mirarnos y hacerle beber café sin leche para que se haga un hombre.. y entonces vendrá sara, y otro río de besos entre el café y su pelo, a comprar vino y coca cola, como todos los días, no recuerdo la última vez que compré algo decente.. y las noches pasan ebrias y balanceándose, con italianos que repiten siempre una vez que salen con nosotros, con guitarras y en el suelo, siempre será più blu, con más besos y mordiscos en el cuello, con escapadas, vasitos de amaro, secretos al oído.. las noches en perugia son perfectas, brillan, todo eso estoy esperando que vuelva a pasar.
Haré una entrada larga y bonita cuando me de cuenta..

lunes, 29 de junio de 2009

SILENZIO...INIZIA IL DIVERTIMENTO

Están viajando treinta kilos hacia españa, dentro de poco yo, dentro de poco yo con mi botella de amaro, tres de hecho, una para el verano, otra para septiembre y otra para debajo de la cama hasta que aguante. Se tomará en otras situaciones. No fue tan duro dejar su cama para tomarlo en la plaza, no será tan duro tomarlo allí avisando a la gente que no se bebe como chupitos, sino que es poco a poco.. y seguro que cada trago me mata o me hace sonreir, depende de cuanto esté echando de menos este año y todo lo que conlleva.

"No te olvides,
y acuérdate de mi,
y de nos como una
cosa hermosa y dulce..
Ti voglio bene"

no no, non si piange..

sábado, 27 de junio de 2009

Dicen que la cosa más dulce de italia es el tiramisú..

No tienen ni zorra idea

viernes, 26 de junio de 2009

Tengo un trozo de playa metida en un tarrito de cristal dentro de la maleta. Un poco de sabbia. Un montón de cosas que no me sirven. Lo que me sirve se va dentro de otras maletas, y de otros bolsillos, y de otras bocas, y de otros ojos. Todo. Un año.

Vuelve a no existir tiempo para extenderme, me esperan muchas cosas hoy, un reencuentro, un amanecer.

Me voy a poner guapa..

(En una pared, rotulador negro, delante de la máquina de café, academia de bellas artes, Perugia: ANCORA NON RIESCO A CAPIRE...LE COSE CONTINUANO A FINIRE)

lunes, 22 de junio de 2009

Se empezó la cuenta atrás desde Sicilia prácticamente, cuando perdí la noción del tiempo, las formas, horarios y la capacidad para digerir el alocohol y la inexistente comida. Los últimos días en italia me están matando, se vive deprisa y sin tiempo para pensar cuanto tiempo más me quedaría aquí. Y voy a dejar de intentar cambiar la situación pensando "no puedo seguir con este ritmo" porque en pocos días se acaba y el ritmo volverá inevitablemente. La idea de hacer la maleta me mata. La idea de las despedidas me hunde. Las escaleras son mías, la plaza, la pizza, el tabernello, el amaro, los chupitos de limoncello, las fumadas perfectas, nuestra propia "trinacria española", las cenas calabreresas, mis amores puglieses y un sanbenedettese que se coló sin avisar, todo fluyó. Todo fluye un lunes a las cuatro de la mañana. Mañana examen. Paredes con secretos. Lágrimas que explotarán, porque aún no me creo que sigamos con la concepción de infinito cuando siempre se ha tenido que ver como una acción con principio y final. Después continuará. Después de dormir. Tengo cuatro horas para el siguiente café. Italia me mata, y me enamora.

lunes, 15 de junio de 2009

Se me estan mezclando las horas el ritmo del corazón las ganas de verte los recuerdos de aquellos momentos con los de estos momentos todos los momentos se me mezcla la capacidad para digerir todo se me mezclan las digestiones los besos que no doy con los que doy la manera absurda y bonita de hablar a gritos y entendernos los tres y reir y saber que todo está bien está donde hemos querido que esté y entonces mucha felicidad miradas de complicidad y un sentimiento raro de te voy a echar tanto tanto de menos ven a granada os huelo con cuidado sin que se sepa para llevarme un cachito de vostros el vino sustuyendo la cerveza y el inconfundible sabor del amaro (necesito amaro en españa) también se mezcla con paredes blancas y ropa tirada el tiempo deprisa pocas horas para dormir para mirar el reloj y ver que se me enfría el café se me mezclan las no ganas de hacer la maleta con las botellas de agua vacias llenas vino y cocacola los pies sucios y la terrible importancia de estar debajo de tu ombligo cuando ya no queda tiempo ni es tiempo de perderme un secreto lleno de secretos se me mezcla el quilibrio sobre la cuerda floja y pies que flotan pero resbalan y saltan y se arrastran todo deprisa así como a 100 km/h y yo sin saberlo sin avisar

Demasiado pronto. Para algo tan perfecto PERFECTO prefesto reprefecto perfetco perefecto, da igual como se diga o el tono con el que se diga porque lo seguirá siendo seguirá existiendo

domingo, 14 de junio de 2009

Hay emociones, pero esta vez son de dos tipos, de las que son imposíbles de explicar,
y de las que no puedes contárselas a nadie.

- ¿cuándo te vas?













- dentro de muy poco

lunes, 8 de junio de 2009

Il piccolo principe era triste…a volte, ogni tanto, ma era triste. Sempre cosi. Alla mattina pensava che tutto quello che aveva fatto il giorno scorso era svagliato, pensava, dormiva poco, diceva male… che ne so.
Prendeva il caffe.
Il fatto triste è che non rideva, un peccato, perche le volte che l´ho visto ridere era cosi bello.
Gli racconatava una fabola, solo le tre prime parole, poi era lui chi mi diceva che le sue fabole erano sempre cative, penso che per questo non poteva dormire da solo, però non voleva finire la fabola per lasciarme dormire tranquila.
Anche da sola.
Adesso sto pensando in quella fabola che un giorno mi hai raccontato e io mentre dormivo. Forse era triste. Voglio finire la fabola… con voce bassa, però con una voce mentre dormo.

(El pequeño principe era triste…a veces, cada tanto, pero estaba triste. Siempre así. Por la mañana pensaba que se había equivocado en todo lo que hizo el día anterior, pensaba, dormía poco, decía que mal, no lo se.
Tomaba un café.
Lo peor es que no reía, un pecado, porque las veces que lo he visto reír era perfecto.
Le contaba un cuento, solo las tres primeras palabras, luego era él quien me decía que sus cuentos eran siempre malos, creo que por esto no podía dormir solo, pero no quería terminar de contar el cuento para dejarme dormir tranquila.
También sola.
Ahora estoy pensando en un cuanto que un día me contó mientras yo dormía. Quizás era triste. Quiero terminar el cuento…con voz baja, pero con una voz mientras duermo
).

viernes, 5 de junio de 2009

- Che cosa è questo?
- è una cosa dolce, come tu...
- :)

(gracias hombre del kebab que hace pastelitos dulces...)

Estamos en italia, da igual la nacionalidad, serás italiano igual!

jueves, 4 de junio de 2009

Y son esas cosas, las de que un olor te recuerde un momento, o una risa, o alguna sonrisa.
Esas cosas de mirar un punto y estar pensando en nada, porque cuando la gente pregunta ¿en que piensas? en verdad no se piensa en nada, solo consiste en quedarse quieto...


...y de alguna manera piensas en algo que no se formó con palabras...la gente tiene tendencia a traducirlo todo (o alguna conclusión así he sacado mientras sara hablaba de cosas cultas ^^).
O quiza sea porque al ir por la calle dan ganas de tocarlo todo, o saltar, o correr gritando agitando los brazos y chocarme y darte un abrazo muy muy fuerte! tan fuerte q igual te haria daño..
...y es q nuestros abrazos eran de esos, de los de hacerse daño y cosquillas...
Son esas cosas de echar de menos

lunes, 1 de junio de 2009

Creo que los días de lluvia te pienso más, no se por qué. Será porque son grises, y se acoplan, y a veces vencen.
Creo que para ti todos los días llueve.

sábado, 30 de mayo de 2009

Estaba siempre en la barra, sobre todo los fines de semana cuando no trabajaba de noche, por la mañana empezaba a las seis. Recuerdo perfectamente su voz ronca, una treintena de años y risas que empezaban a las once de la noche con el whisky, con tabaco, whisky y tabaco. Las mejores noches era cuando cerrábamos el bar cantando, porque la verdad solo lo conocía de noche, y dentro del mismo sitio, que era nuestro, y que seguirá siendo nuestro. Nosotros seguiremos yendo allí, habrá un hueco en un taburete y quizás un vaso de sobra...

Me decía con un golpe en la espalda: vete a estudiar!...
Pasaba delante de mi casa deprisa, siempre caminaba deprisa.

Te echaremos de menos, mañana no estaré con todos, lloraría más de lo que hubieras imaginado, pero haré lo posible por entender por qué pasó.

No, mañana estaré allí, a las siete, escuchando como repican las campanas.

viernes, 29 de mayo de 2009

Era estar contigo esta noche

¿Tan importante?
sí,
¿Por qué?
Ya me jode tener que darme una explicación lógica, que me convenza a mi, como también tener que estar convenciendo a un montón de voces, que suenan a ruido, voces que no se callan, que escupen dentro de mi boca y yo las escupo en las bocas de los demás, tropiezos y tropezones de circo barato, ni si quiera de calle. Risas maléficas de películas de terror. Pero la cerveza la bebo tranquila y los cigarros doblados. No es ni si quiera las ganas de saciarme el estar contigo. Es arrancarlo, destrozarlo, hacerme una nueva piel-que casi fuese la mía-, hacerle el amor y marcar un camino ebrio, juntándonos sin querer y deshacernos en una absurda noche de lluvia a las cinco de la mañana, con las mismas palabras absurdas que gotean de la boca y que escuecen el ojo, que un día escocieron bajo la piel. En la misma absurda postura de luchas fingidas y caras de placer.

Desaparecer.

No podría haberlo contestado.

Esta noche es noche de bailar, reír y saltar… Yo estuve una noche en esta noche, me aportara o no, pero no me perdí nada nuevo.

martes, 26 de mayo de 2009

Anoche te confundí, casi eras tú. Te busqué, sin querer, en besos que aún sabían a plástico nuevo. Y no me gustan los regalos envueltos en papel de corazones, ni besos que se disuelven entre tanto calor. Entre tanta necesidad de romper abrazos, y darlos con rabia, ni subirme a una cintura que casi era la tuya, y aún así destrozarla. ¿Por qué tienes esa sonrisa tan triste?

domingo, 24 de mayo de 2009

NON IMPEDIRE LA CHIUSURA DELLA PORTA

grazie
Cuando tenga dinero me compraré sicilia y una furgoneta, le pondré trigo y una flor en el limpia parabrisas, escucharé tarantelas y pizzicas. Me compraré una casita en la montaña, cerca de san vito para vivir limpia un dia a la semana, el resto en la carretera. Compraré a josep para que conduzca siempre y le daré muchos globos para que haga muchos animales (globos de formas y colores..), a sara para gritar y no parar de reir, y a julio detrás haciendo calimocho on the road. Quitaré todas las señales de tráfico, que total no sirven para nada, y seré la más siciliana del mundo.

Inventaré los hielos en italia, y beberé café con hielo, y alcohol no caliente.

Bajaré el precio del tabaco.

En el maletero habrá muchos libros.

Aún tengo la sensación de velocidad..y felicidad.

Oh si, sicilia es la polla!

domingo, 17 de mayo de 2009

Es cuestión de esperar para que las cosas vuelvan a funcionar otra vez, y tener el cielo bajo los pies, y el azúcar despacio hundiéndose en el café, color marrón. Es cuestión de esperar. Solo eso. Para hacer un surco en el centro de la espalda, con el dedo, y dejar marcados los cuentos que no supe contar, o quizá el volumen de la tele estaba demasiado alto y no pudiste escucharlo. No fue mi culpa. Fue culpa del ruido.

Fue culpa del ruido de las distancias.

Volver a jugar con ellas, morder los milímetros que quedan en el aire, excitarlos hasta hacer que mueran. Y morir.

jueves, 14 de mayo de 2009

Cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde cobarde.

Se me fueron las ganas de pensar otra forma para decirlo

Así también es fácil

domingo, 10 de mayo de 2009

managgia te e il pene culpabile...
sí, queste cazzate si imparano in italia
Volvemos a la espiral, a los horizontes dentro de la tierra, a una noche en Praga, a no tener olor, ombligos desconsolados, perros sin falda, trenes que se van, aviones dentro de mi cabeza. Vacío. No hay palabras. Hay un asiento vacío y una habitación sin imán para los recuerdos. Calles llenas de historias y de besos, camas, camisas sin sexo, ni suelos, ni baños públicos. Escaleras frías. Cúmulos y nadismos, tuismos, tusinmiedo-ismos, y miedo en contra.

Joder

Y un día ya no se hablará mas de esto, aunque quisiera, no podría hablar más de esto.

Tampoco lo entendí, últimamente las cosas funcionan así.

Puntos entre no palabras. Y aparte, y final.

Porque las comas, no las sabías usar. Suspendiste lengua, sin examen en septiembre.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Ierisera stavo pensando che se scopri tutto questo, non capirai un cazzo... Meglio, perche ci sono tante cose che solo ti voglio dire quando non ti posso vedere di più. Magari mo è la oportunità, forse ormai non ti vedo di più... O peglio, perche se ti vedo dobbiamo fare finti che non ha sucesso niente... purtroppo...è quello che hai cercato, e lo hai trovato.

Alcun giorno..

lunes, 4 de mayo de 2009

Anoche tenía un montón de historias en la cabeza, que hablaban del romanticismo, de su pérdida, de su función para hacer creer que nos inventamos, y darse cuenta de que ya está todo inventado. No hay nada de nuevo. No hicimos nada nuevo. Pero si existe la confianza en que nos seguiremos creando, creándonos apoyados en una intención -movidos por una inquietud- y que algún día hablará de que se sustenta en una necesidad, de un hecho, o un conjunto, o el momento previo a un hecho... no hablarán de personas, hablarán de momentos que mueven los hechos. Hemos matado el romanticismo.

sábado, 2 de mayo de 2009

Todos duermen ahora, menos tú, que te quedas despierto esperando a que yo respire profundo para saber que estoy durmiendo, y pensando, nunca sabré el qué, pero te quedas en vela pensando. Y ahora estamos los dos despiertos. Lo se. Y ella borracha dejando caer su cuerpo en la cama.

Un día más.

Más cerveza encontrando razones
y más noches desvelando necesidades.

Insuficiente material,
necesidad suficiente.
Nunca me gustó dejar las cosas en manos de la casualidad, o de los encuentros que se hacen repentinos cuando menos los esperas. Pero cuando ocurren pienso que así es como deberían funcionar las cosas, llenas de encuentros que estaban previstos pero que caminas a tientas. El problema es que a mi solo me gustaba buscarte a tientas sabiendo que no me perdía. Cruzar la calle de noche y verte desde lejos dentro del coche, con el cigarro recién encendido, y me seguías con la vista hasta que encontrabas la mía y mirabas hacia abajo.
Empezaremos con los encuentros,
con el café con hielo
con las noches cálidas
el roce estudiado
las sonrisas a medio hacer
y las miradas tristes
las noches desencontradas en la calle
y camas vacías
bocas con alcohol que no se mezclan
y tu lengua con sabor a montenegro inventado
cosquillas ásperas en la planta de los pies
y manos que no se pierden por debajo de tu pantalón

Seguimos siendo artificios.

viernes, 1 de mayo de 2009

Reflexión marca Coop, 11.07 am, cocina corso garibaldi, ha salido el sol, café asqueroso, paquete de tabaco y de mikado a medias: ¡exijo que me devuelvan abril!, o las malas, que no me roben también mayo…

miércoles, 29 de abril de 2009

Entonces no lo sabía, pero desde los dieciséis pasaba las tardes de los viernes tomando café, oliendo a tabaco y mezclándolo con sueños, mezclándolos con eva. Ella sabe cada uno de ellos, a veces incluso mejor que yo. La tarde de los viernes se convirtió en todas las tardes posibles, si hacía tormenta (como hoy) café caliente y tabaco, y risas y besos, secretos y sueños, palabras que no se dicen y te hacen reir o llorar, pero muchos tequieros con café y besos de fortuna.
En Perugia aún no he encontrado esa cafetería, esa con la mesa de madera al fondo, o a veces, el rincón de la barra que sabes es para ti, donde siempre va la misma gente, y puedes tararear cada canción. Y yo le hablaba de proyectos, de ideas, de exposiciones, desvariaba…y el momento cumbre era su “se te va” o el “estás fatal”, pero a mi me servía para aclararme.
Mientras lo encuentro, haré el intento de volver a desvariar, porque el camino fácil no me está llevando a muchos sitios…empiezo a disolverme.
No me voy a quedar fría, por mucho que siga lloviendo a cuento de nada, ni me voy a crear el caparazón ese de a mi no afecta, ni lo necesito…hay gente muy estúpida.
Seguiré pensando que el café está hecho para dos tazas.

lunes, 27 de abril de 2009

La historia de la chica que estaba sentada en la sala de espera del dentista, es una de tantas en las que no entras por miedo, la gente tiene miedo de poner su boca en manos de otros si te apuntan con un monton de movidas que tienen toda la pinta de que va a doler.

Se fue a su casa.

hay gente demasiado idiota

y gente demasiado cobarde
Sabía que esta noche te echaría de menos incluso cuando estuviera contigo, hace tiempo que te echo de menos, echaba de menos reírme contigo incluso cuando me reía, solo en algunos momentos eras capaz de hacer que olvidara esa sensación, para dibujar otra que casi duele más, duele tanto como aquellas mañanas en las que yo sabía que te echaría de menos.

Pero esta noche nunca llegó

y perdimos

de todas formas, fue una buena partida

pero no se quién coño ganó

miércoles, 22 de abril de 2009

En otro momento, tuvieron la misma conversación, pero con el ambiente igual de triste: ¿vos sabés que es la unidad? y le dijo sí, vos querés decir que todo se junte en la vida para poder verlo al mismo tiempo

martes, 21 de abril de 2009

Hay gente con mala suerte y otros que tienen un Rothko como almohada/ sus formas cuadradas se metieron dentro de sus cabezas/ confrontadas/ sin bordes definidos/ dormían tranquilamente/ entre la vulnerabilidad del placer y del dolor/ respiraciones acompasadas y brazos que protegían los cuerpos/ que anudaban cuellos haciendo referencia a la ausencia/ dejando atrás el surrealismo/ creando ahora tensión entre ellos/ evolucionando en una no forma/ aunque siempre dijeron que eran abstracción/ pero él solo quería concentrar su visión del drama humano/ entonces despertaron/ y no entendían nada/ pero ella sabía que no había nada que comprender/ simplemente dejarse envolver/ y hasta que no se solucione el terrible problema de buscar un razonamiento/ seguirán durmiendo sobre un Rothko/ sin comprender aquella tensión/ y la vuelta a la extistencia.

domingo, 19 de abril de 2009

Entonces me preguntaste ¿por qué te gusta estar conmigo? Y yo no supe que responder, y cuando lo supe ya no íbamos en el coche sino que había muchos kilómetros por medio. Seguramente cenar pasta recalentada un domingo te hace pensar en esas cosas...









Y sabes perfectamente cuando te tienes que quedar mirándome
Quién es?
soy el Señor Lobo, soluciono problemas
bien, tenemos uno...
Como mola tener de repente un nuevo hermano mayor!

sábado, 18 de abril de 2009

Es
la
misma
sensación
que
la
de
estar
sentado
en
la
sala
de
espera
del
dentista
Ja! tiene que ser como un pellizco donde más duela...

muhahaha...

viernes, 17 de abril de 2009

Llevo mi camiseta azul eléctrico, muy española, muy de Alicia sin su país de las maravillas. Alicia se pasó todo el día en pijama, sin maravillas pero en pijama, y salió a la calle a dar besos, menos de los que le hubieran gustado, pero los dio, con su camiseta azul eléctrico. Y bebió cerveza, menos de la que le hubiera gustado, y amaro, sin la persona con la que le hubiera gustado, pero hizo todo esto, porque en su país no falta la cerveza, a veces el ron, y a veces las personas, pero estaba contenta, menos de lo que le hubiera gustado, y más de lo que pensaba. De tener sus maravillas, más lejos de lo que le hubiera gustado, y en menos cantidad, pero con sus botines grises llenos de manchas de cerveza, que le salpicaba cada vez que se reía.

El día que lo conoció estuvieron en el mismo sitio, no de azul, sino de negro, y entonces nació Modigliani… y Magritte, (que por lo visto en una vida pasada se amaron tanto hasta tener una pipa, pero él le dijo eso no es una pipa, y fue hasta Milán para imprimirla en una postal, que hoy está colgada en mi pared, y le respondió ya lo se, por eso lo he hecho). El caso es que casi muere de tanto fumar, porque Alicia fumaba, y más si quería hacer que la sensación de cinco minutos se convirtieran en dos horas…o una, o dos meses, o que ahora todos pensaran que es formal cuando el mundo se pixela entre la palabra crisis, crisis pixelada y asfixiada, y es que las maravillas de aquel país perderían su sentido funcional si no existieran con su porción de crisis, ofertas y demandas.

Pero hoy solo te echo de menos

miércoles, 15 de abril de 2009

Dejarlo todo, y recuperar las ganas, o recuperarlas sin dejarlo, sin desandar todo para volverlo a empezar, simplemente continuar con pasos pequeños y de lunares, porque ya es tiempo de lunares en el café y en las galletas, y de pecas en la cara con sabor a chocolate. Y sueño en las pestañas y en la planta de los pies, que caminan descalzos que es como mejor se siente el frío, y no el frío inventado que se pone de barrera, igual que las persianas que se bajan a las diez de la noche en las tardes largas, pero que deje de llover también ayuda, porque así el suelo está húmedo, pero prefiero cálido y de color azul claro, para echar de menos, y naranja para recordar, y rojo para acercarme a ti aunque estés lejos, porque si quisiera empezar a correr para buscarte no sabría llegar, llegaría solo hasta un sitio con mar, y me quedaría en la orilla esperando que llegaras por detrás con dos cervezas y bebérnos –las- tranquilamente igual que hacemos siempre aunque sea sin el mar y sin olor a sal, suponiendo que huele a sal. Y se me llenan la punta de los dedos de suposiciones, de historias que preferiría recordar en vez de imaginarlas. Zapatos llenos de arena, bocas llenas bocas. Dos siluetas perdidas.

miércoles, 8 de abril de 2009

El vecino de en frente, dos cucharadas de azúcar, el conjunto de silencios que guarda el piso, el de la nevera, la lavadora, la gota de agua que cae del grifo, la gente en la calle, los pasos acelerados de una mujer con tacones, el mechero, calada, soltar el aire, el móvil. Da el sol en la pared, el vecino tiende la ropa, ojear una revista, tener un secreto, recortar y pegar, la comida casi está, huele bien, se mezcla con el de la pizzeria de abajo, hablar andaluz, no hay coca cola, ni zumo, ni te has quedado en la puerta mirándome de reojo.

martes, 7 de abril de 2009

Desde que me tomé el último montenegro dulce van 12 doce doce doce...

con esta trece

basta cosi

porque siempre es a veces
pero a veces, señores, es siempre
A veces…solo a veces, dejas espacio para un gemido, o quinientos, espacio para que vuelva a descubrirte, para seguir decidiendo qué parte de tu cuerpo me gusta más, un día gana una, dentro de mil años ganará otra. Espacios que arden, porque tenemos una absurda facilidad para quemarnos, y luego follarnos las cenizas.

Solo a veces tenemos la oportunidad,

pero siempre deja de ser a veces.

lunes, 6 de abril de 2009

Esta mañana lloré tanto hasta vomitar

y vomité tanto hasta llorar

pero es bien sabido que está feo ensuciar la casa de los demás,
y por lo visto cada día tienes más claro que soy una chica con una maleta en la mano.

Vete a tu puta casa a vomitar!!

domingo, 5 de abril de 2009

Lo peor de todo es que me cuesta relacionarte con aquella pequeña luz que nos alumbraba, no te puedo relacionar con un olor, ni los segundos aquellos que me brindabas para buscar a tientas tu boca. Es tan triste como saber que solo una vez al día eres un sonido en la mesita de noche, lejos, muy lejos de ser la voz dulce que dejó de sentirse para colarse entre las piernas, y que ahora tampoco recuerdo. Y saber que un día la vergüenza se tiró a la basura en un pedacito de plástico, y me hace mirar al suelo si te veo por la calle. Se me agolpan pensamientos más cercanos y los tuyos escapan. ¿Dónde quedó Magritte? Ya nadie se acuerda de Modigliani. No puedo escuchar radiohead, y desde entonces se han multiplicado los smart blancos por toda Perugia.





"Me vestí de bufón solo para llamar la atención con mi silencio..."

viernes, 3 de abril de 2009

Dices que estoy desaparecida…

Podrías encontrarme preparando café en casa, en pijama, sola o con Agnese, pero mejor con ella, porque así los desayunos son mucho más italianos con nuestras tertulias entre cigarro y cigarro, o pasando apuntes en la cocina, esperando que si llaman a la puerta seas tú, o de camino a clase pensando qué bien que por fin hago algo productivo. Podrías encontrarme haciendo ensaladas con María defendiendo el polvo por encima de hacer el amor, y ella mirándome indignada, pero Antonio ríe, y empieza a hablar tan rápido que solo le entiende Agnese, pero yo sigo riendo. Podrías encontrarme sentada en las escaleras de la plaza, bajo el sol, haciendo teorías para poder entenderte, y así se me derrite el helado de biscoto y se me calienta la cerveza, o si está Sara preferimos hacer calimocho con el tavernello. Pero la gente llega y el sol se va, y yo sigo allí, fumando y cada vez sentada más cerca del suelo. O podrías encontrarme cenando pizza en algún lugar de Perugia, o en casa de alguien, o encerrada en mi cuarto sin querer cenar. Eso o volviendo a la plaza porque allí es fácil dar abrazos y besos y seguimos bebiendo, y cuando llego a casa me jode ver mi cuarto tan sumamente vacío que no puedo entrar, y la cama ausente y todo lo de hoy por un momento deja de tener sentido, y es cuando me mandas un mensaje y me dices: sei sparita e mi hai dimenticato…
Se adelantaron las tardes de calor,
y se marcharon demasiado deprisa las noches frías,
(que yo solo me creía que eran frías porque la gente lo decía).
Estas tardes han tomado el mismo sentido, os sigo creyendo,
pero aún así prefería mis noches frías en tu cama,
porque solo de esa manera me abrazabas tan fuerte hasta exprimir una sonrisa
y el frío desparecía,
sí, con tanta velocidad como lo has hecho tú en las tardes de calor.

miércoles, 1 de abril de 2009

A veces es así

y se confunde la sangre con el semen

y yo quiero sangre por mi boca

y semen por la espalda
Entrelazar los dedos, pintarse ojos en la barbilla, o en la mano, aplastar la cara contra un cristal, cerezas que sirven de pendientes, ver como caen las fichas de dominó, mirar a través de una gafas, crear un sonido con el filo del vaso, o con un trozo de globo, beberse toda la leche con una pajita, recortes con papel, hacer vibrar los oídos, quitar el pegamento de las manos, soplar una cinta en espiral, rodar una moneda, o comer de los dedos…

Las películas siempre tendrían que verse así –incluso la nuestra-, igual que el amaro se tendría que beber en un bote de zumo, los abrazos deberían ser siempre importantes, incluso los que se dan después de tres días, con el mismo c/a/olor, como si hubieran pasado largos y largos meses, de aquí a allá hasta que llega, y tú sin saberlo… aparecen incluso después de creer que habían aparecido, y si sigue su curso, aparecerán dentro de un tiempo, y así.

Soy la peor mintiendo, pero hoy prefiero quedarme en casa, y hacer como que no pienso en que estoy mintiendo. – y que no quiero que sea así nuestra película, o secreto, ya hasta me da igual como lo llames-

martes, 31 de marzo de 2009

Como siga así, llegará un momento en el que la comisura de los labios se roce con el suelo, y entonces, podrá doler realmente... y no queremos que pase eso
Acabo de darme cuenta de que en este piso, el rincón de la cocina no existe como rincón de la cocina...y es una putada, porque no se donde esconderme.

Mañanas frías y noches heladas

Días jodidos

Odio en general, sin fuerza ni motivos

domingo, 29 de marzo de 2009

El valor para marcharse...




....el miedo a llegar
En todas partes, los besos de despedida tienen el mismo escozor, y queman pero no consumen las ganas de seguir dando besos hasta que se borre la mierda de sonrisa estúpida, que se mezcla con las lágrimas, que pesan, y te pesan…y duelen incluso más que aquellas cosas que estaban por llegar, pero se quedaron enganchadas entre la lluvia absurda de marzo, tan absurdo como nosotros -porque en algún momento hemos sido nosotros- enterrados, escondidos debajo de las sábanas. Absurdo como buscar huellas esta mañana, y encontrar sábanas vacías, todo quedó vacío.

Yo tampoco te lo dije

pero yo también

miércoles, 25 de marzo de 2009

Quiero besos con sabor a Montenegro, del caro y amargo, a cerveza fría, barata y miradas horizontales de tres segundos, y volver la vista al suelo. Con el sabor que te deja arrancar una risa, y después morderla, bebérmela, quemarla, destrozarla, y con mucho cuidado dejar la huella en el filo del vaso, con media sonrisa y ojos entrecerrados. Quiero besos con sabor a todo lo que no se dice, y a lo que se dice y se queda colgado detrás de la oreja, que patina como una gota de saliva, y sabe a saliva. Besos del sabor de las letras que te presto por si a ti te sirven y que yo no las uso, y saben al momento de desenvolver un regalo esperado desde hace una semana, o más tiempo, algo así como los segundos previos al roce de la nariz buscando la boca. Besos con sabor a cientodoce en el ombligo, a café en los labios y a marzo en la lengua.

lunes, 23 de marzo de 2009

Agniese habla sola en la cocina, la escucho desde mi cuarto... no es raro en ella, es ella, a veces suena a que discute, pero sigue sola. Se pasea casi deambulando por el piso, me gusta tomar café con ella y fumar, mirarla cuando come, y cuando empieza a ponerse pendientes y collares y chapas y bufandas y gorros unos sobre otros. Me gusta cuando me mira y sonríe, y que me regale margaritas de chocolate de la suerte. Sabe que siempre me encuentra en la cocina, cuando se aburre, y a mi me gusta que me pueda encontrar. Todo esto empieza a ser normal.
Si hace tiempo, no qué coño, si hace prácticamente un año, me dicen que a los veintitres, me iba a levantar con una resaca del carajo -o ahora acepto la palabra carallo- en italia -preferido entre los preferidos- tomando capuccino -que no café- llegar a mi cuarto y encontrarlo lleno de gente, gritando palabrejas que suenan a tanti auguri, cenando pizza -no cualquiera- y bebiendo vino -yo!-en qué mejor sitio que un restaurante que se llama bacio, y tomándome una birra -que no cerveza-...

No me lo hubiera creido...

Gracias a todos... son grandes estos veintitres

jueves, 19 de marzo de 2009

Son tiempos difíciles para los soñadores...
y supongo que aún más dificiles para los que duermen sin soñar,
o para los que se despiertan sin poder recordar,
dejo un poco de sueños en tu espalda,
sin que te des cuenta,
pero lo estoy haciendo
cada día,
cada vez que consigo que te rías
sin tener que recurrir a las cosquillas,
sin tocarte
puedo hacer que rías
y así vibran los sueños que te he dejado,
que resbalan por tu cuerpo
y tu sin darte cuenta...

porque tu cama está llena de son-risas
y cuentos que aún no se han contado
y sueños que aún no se han soñado,
pero está llena de todo eso
y me tranquiliza saberlo
El camino de tu casa a la mía es siempre distinto, aunque paso por las mismas calles...mismo recorrido

versión 1: besos escaleras puerta que no pesa sol cruzar la calle frío pastelería más escaleras pizzería mi estómago ruge cruzar miradas estudiantes bajar ojos aún cerrados perugia se está despertando chinos en la stranieri llaves boungiorno café cocina oscura dia nublado cama de nuevo es pronto perugia tiene ganas de dormir

versión 2: besos café contigo corneto nutella ducha escaleras puerta que no pesa sol cruzar la calle frío pastelería más escaleras pizzería mi estómago ruge compro otro corneto y lo llevo en una bolsita marrón hoy no cruzo miradas solo te pienso bajar canturrear sonreir pensando en lo absurdo perugia ya está casi en el pomeriggio chinos en la stranieri llaves buongiorno cocina hoy no está nublado

versión 3: odio estas entradas...quiero volver a las etílicas

martes, 17 de marzo de 2009

Las cosas pasan así, sin venir a cuento...

Descubrir una noche en medio de un concierto, con apenas un poco de luz, con las manos llenas de cerveza, con los ojos brillantes, espacios pequeños y techos bajos, que aún queda sitio para emocionarse, delante de un escenario por donde pasan recuerdos y pensando joder que suerte la mia, las cosas no van tan mal.

-quien ama el amor...sueños de gloria-

Y de repente las letras de las canciones tienen algo que ver contigo,

-quien escapa del corazón...a quien le falta una casa y quien vive solo-

y no puedes evitar el encrespamiento incluso de la lengua, me siento feliz,

-quien juega con fuego...quien vive del amor...que llegan los ochenta-

y de un modo ya estás dentro de la canción, de su guitarra, de la fuerza con la que canta,

-quien está muerto de envidia...o de celos...quien ha roto razones-

y solo piensas que esta es la dosis que necesitaba, quién me iba a decir donde encontaría un motivo para la emoción, para recuperar aquello que dormía,

-quien ha pintado un cuadro...quien ha perdido...quien ha ganado...quien escribe poesía-

MA IL CIELO E SEMPRE PIU BLU

grande, muy grande Rino Gaetano

sábado, 14 de marzo de 2009

Sexo, drogas y rock n roll
sexo, drogas o rock n roll
sexo, alcohol y tabaco
sexo y punto

sexo y vicios

vicio y punto

sexo


ho bisogno...

jueves, 12 de marzo de 2009


Qué soñará?
Y es cuando puedes hablar y hablar en otro idioma como si fuera el tuyo propio

beber cerveza y fumar en la cama

caerte de ella y no parar de reir

hacernos fotos de nuestras siluetas

encontrar de repente una cicatriz en círculo en el cuello

dos tazas pequeñas de café en la cocina

beber del mismo vaso de zumo

decidir si el color azul es mejor que el naranja para una cafetera

que los vecinos te despierten con radio maría

y salir temprano a la calle con alguien que lleva el mando a distancia de la tele en la mano

es cuando pasa todo esto

miércoles, 11 de marzo de 2009

Anoche de vuelta a casa tenía la sensación de que me habían dado un pack de vida nueva, andaba en otra dirección, con pasos descoordinados. Mi habitación nueva. Demasiado grande y vacía, vacío. Volver a cargarlo de historias nunca viene mal, igual que todas las calles que ahora son mías, y que hace solo unos meses no sabía en cual de ellas se escondían los besos, las mejores risas, los abrazos eternos, las monumentales borracheras o las jodidas despedidas. Ahora sí, y lo mejor de todo es que aún me queda por descubrir. Pues lo mismo, estoy deseando que mi habitación empiece a decorarse con todas esas cosas, mientras espero en la cocina.

sábado, 7 de marzo de 2009

He tenido varios meses para odiar, no lo hice en su momento, no lo voy a hacer ahora, me falta capacidad. Hoy, compro veinte gramos de capacidad, solo eso, solo un poco.

viernes, 6 de marzo de 2009

No se si en el momento en el que perdí a un lector, gané a un amigo. Quizás no leyó mi despedida, cuando prometí que no lloraría por una despedida triste, simplemente tenía que acabar. Ahora es distinto, ahora vuelve a Madrid y sigue sin saber que en su momento me despedí, porque no quería perderlo.
Busca en la cocina dos olores que al juntarlos huelen a tí.
La despedida fue distinta, fue como tenía que ser.
Ojalá un día lo leas, porque ya no hay nada que perder, ni que ganar, solo algo que mantener.
Va a ser duro pequeño, echaré de menos tus ¡que pasa artista!...